«Me dificultaría que el 1 de septiembre no tuviéramos a ninguno en banda izquierda, pero repito que mi atención está en buscar soluciones. Ya vendrán, está todo en marcha». De esta forma tan evidente ha reclamado en las últimas horas el técnico del Valencia, el asturiano Marcelino, la llegada de un futbolista que pueda moverse por el costado zurdo del ataque.

Igualmente, el preparador se ha referido al retraso en el desembarco del ariete galo Kevin Gameiro. -«Para mí no es de una importancia absoluta cuándo vengan, sino que aumenten el potencial», espetó- y a la delicada situación del italiano Simone Zaza. «La sensación que tengo es que entrena fenomenal y tiene un buen estado de ánimo. Estoy muy agradecido a su comportamiento diario. No estoy en su cabeza pero tengo sensación de absoluta profesionalidad», aseveró.