En el centro de las miradas debido a la situación que atraviesa el Valencia y la posible salida de un Rodrigo Moreno que sería un duro golpe, el entrenador che Marcelino García Toral ha hablado en rueda de prensa. Lo ha hecho para reafirmar que está muy tranquilo con su situación. Lo ha hecho señalado que «Estoy absolutamente tranquilo en lo que es mi posición, voy a seguir mi camino desde la honestidad y el trabajo, que es el respeto y el trabajar en ganar partidos. Estoy expectante y tengo unas ganas locas de que llegue el día dos de septiembre. Voy a seguir trabajando igual y siendo el mismo de siempre. Si Lim quisiera prescindir de mí, es cosa suya».

Consultado sobre la situación de Rodrigo, el técnico espetó que «Hay situaciones que se le escapan al entrenador, no soy futurólogo, no sé si va a estar con nosotros. Puedo interpretar que si en un momento estuvo fuera es posible que pueda estarlo en el futuro, durante ese proceso su actitud es encomiable, con los compañeros y con el club. Estamos intentando por todos los medios intentar recuperar el consenso para buscar soluciones. Intentamos la comunicación pero ahora no me consta que estemos absolutamente preparados para solucionar un problema muy importante para el Valencia CF, sobre todo al nivel de capacidad y potencial si se consuma la ausencia de Rodrigo».

«No me pasa por la cabeza la posibilidad de que salga Rodrigo y no fichemos a nadie, nos pondría en una situación muy difícil a todos, a la prensa, la afición y sobre todo a la plantilla y el cuerpo técnico, tengo la certeza de que solo los cangrejos corren hacia atrás o hacia el lado. Si se vende a Rodrigo y se me impone un delantero, posibilidad que no contemplo, si eso se diera, sabréis mi respuesta con toda seguridad», termina.