A pesar de que la temporada ya ha dado comienzo, el Valencia Mestalla ha encontrado en las últimas horas un nuevo refuerzo, según revela Súper Deporte. Se trata de Mario Arques, un centrocampista de 20 años que llega procedente del Villarreal B, aunque la pasada campaña estuvo cedido en el Orihuela.

Se convertirá en el último refuerzo del filial valencianista para el presente curso, un conjunto en el que espera tener minutos y alcanzar su mejor versión. Destaca por su excelente visión de juego y una gran capacidad para dar el último pase, de manera que genera muchas ocasiones de gol.