En las últimas horas Sergio Sánchez se ha desvinculado del Panathinaikos, equipo en el que ha jugado la última temporada (11 partidos). Y de acuerdo con La Opinión de Málaga, apenas ha pasado tiempo hasta que se ha convertido de nuevo en objeto de deseo de su antiguo club.

El Málaga busca mejorar su zaga, como veíamos ayer cuando se interesaba por Diego Llorente. Tras los fichajes de Keko y Jony, ahora el combinado de Martiricos está centrado en fortalecer su retaguardia y por eso añade ahora este nuevo objetivo a su agenda.