En uno de los derbis de Estambul, el que enfrenta a Besiktas y Galatasaray, Emmanuel Eboué estuvo a punto de ser agredido por un aficionado del primer club, que saltó al campo a por el marfileño.