Pese a que no mostró la mejor de sus versiones en los pasados Juegos Olímpicos, nadie puede negar que el delantero brasileño Neymar es capaz de cualquier cosa con el balón en los pies. Clara muestra es este espectacular tanto ante el Coritiba, en el que logró zafarse de medio equipo antes de dejar la pelota en la red.