No es delantero sino defensa, y solamente tiene 20 años, pero Alexander Milosevic se ha revelado como un gran lanzador desde larga distancia. El jugador del AIK Solna logró conectar este misil que nada tiene que envidiar a los de Cristiano Ronaldo, ya que el sueco marcó un golazo desde más de 35 metros.