Mes de febrero de reflexión en Villarreal. La actual racha del equipo comienza a preocupar ante lo competida que parece que se convertirá la plaza que da acceso a la Europa League donde el ’Submarino’ ya ha permitido esta semana ser rebasado por un Sevilla que si ganó y que aprovechó su tropiezo en Cornellá, donde no pudo superar el empate. Tres encuentros de Liga sin vencer (1 empate, 2 derrotas) que se unen a la derrota en el partido de ida en Europa League frente al Olympique de Lyon que dejó muy tocado al equipo de cara al encuentro de vuelta.

Una situación que empieza a hacer virar la cabeza hacia la posición del banquillo, donde las dudas respecto a la posición de Javi Calleja deberían comenzar a emitirse cuando ya se mezcla la incógnita propuesta del equipo con unos resultados negativo. Mirando sobre todo al futuro, donde el ex técnico del filial quizá no cuenta con la capacidad suficiente para liderar el cuadro amarillo, en el que están echando en gran falta la presencia de un destacado miembro en la punta como era Cédric Bakambu.