El Villarreal se quedó a un paso de completar la remontada en un partido que se puso muy cuesta arriba con el 0-2 inicial, pero en el que también se pudieron ver ciertos detalles que invitan a pensar en la llegada de tiempos mejores. «Me voy con una sensación agridulce. Hemos sido capaces de igualar un 0-2 pero no hemos completado la remontada. Creo que el empate ha sido justo, porque ellos también han hecho méritos par llevarse un punto. Tenemos que seguir trabajando para mejorar, pero aún así me quedo con cosas positivas (...) La entrada de Bakambu y Cheryshev nos ha dado más presencia en ataque. Hemos estado más incisivos, pero nos ha faltado el tercer gol», reconoció Javi Calleja al término del choque.

El preparador amarillo incidió igualmente en la necesidad de evitar los despistes que provocaron los goles del Slavia Praga y en salir concentrados desde el primer minuto para así poder certificar el pase a la siguiente ronda del torneo en los dos partidos que restan. «Está todo muy igualado. La Europa League es así, es muy difícil ganar todos los partidos. Nosotros tenemos que seguir mejorando y exigirnos en cada partido y evitar despistes como los que hoy nos han costado los dos goles», añadió.