Es habitual que jugadores que no están entrando en los planes de sus entrenadores aprovechen este mercado invernal como una oportunidad inmejorable para buscar otro destino. Y en este caso nos centramos en una pieza del Villarreal en esa situación: Antonio Rukavina.

El serbio de 32 años apenas ha participado en 7 partidos esta temporada, así que según informa Marca podría hacer en breve las maletas. Sobre todo porque cuenta con una oferta de Chicago Fire en la MLS norteamericana, ya que el entrenador Velkjo Paunovic quiere a su compatriota para mejorar su zaga.