La irregularidad que viene mostrando el Villarreal en este arranque de curso (sólo dos victorias en 10 partidos) ha situado al técnico Javi Calleja al borde del abismo. Tal y como cuenta el diario As, en el pasado, la directiva ya reaccionó con un despido al mal inicio que protagonizaron los equipos que por entonces dirigían Ernesto Valverde, Juan Carlos Garrido y Julio Velázquez, por lo que no sería extraño que pudiese adoptar la misma solución en este caso.

Eso sí, el rotativo también recuerda que la entidad tuvo más paciencia con Manuel Pellegrini, quien en la temporada 2006-2007 firmó también un arranque de campaña más bien discreto, pero logró dar la vuelta a la situación y acabó situando al submarino amarillo en un más que meritorio quinto puesto.