La incorporación de Mauro Icardi (26 años) al París Saint-Germain ya se ha fraguado. El ariete argentino ha pasado de Milán a París. En este contexto, la esposa y representante del futbolista, Wanda Nara, ha confesado que, de las opciones que barajaba, «París era la peor».

Lo ha confesado, según As, tras la salida del jugador del Inter de Milán. «Tenía un as en la manga», aseguraba. Pese a ello, terminó diciendo que «el PSG el el sitio adecuado para triunfar». La reflexión final de Wanda Nara, va acorde con las ganas de ver crecer a su marido.