Es evidente que la decisión de destituir a Javi Gracia, quien había liderado al Watford durante el curso pasado, fue más que sorprendente. Pese al mal inicio de la entidad de Vicarage Road en la Premier League 2019-2020, daba la sensación que los principales responsables del club estaban comprometidos con la continuidad del míster. No obstante, se optó por aportar una bocanada de aire fresco en el banquillo, donde Quique Sánchez Flores ha sido el encargado de sustituir al pamplonica.

«Desde un punto de vista personal y humano, es complicado, pero se trata de una decisión profesional y pensamos que era la mejor para el club. Seguramente, no es lo que medios y comentaristas hubieran decidido, pero yo soy quien está todos los días en el campo de entrenamiento y veo quién trabaja y cómo lo hace. Pensé que no se trataba de esperar a una mejoría de rendimiento. Era el momento de hacer un cambio, aunque pueda parecer duro. Es, sin duda, la mejor decisión que podíamos tomar para la institución», ha comentado Scott Duxbury, dirigente del Watford, en unas declaraciones recogidas por TMW. Por ahora, Sánchez Flores ha logrado un meritorio empate a 2 ante el Arsenal, todo ello tras remontar 2 goles de desventaja durante el pasado domingo.