Arsene Wenger habló en rueda de prensa del jugador que rescató al equipo desde el banquillo, Olivier Giroud, en una jornada más, puesto que no es la primera en la que el delantero galo aparece en el segundo tiempo para sumar en el marcador para su club.

A pesar de que Giroud está siendo el sustituto de Alexandre Lacazette en el ataque, mantiene buenas cifras y su rendimiento ha causado el interés de diferentes equipos dispuestos a otorgarle un puesto de titular. Así, el técnico francés del Arsenal descartó tras el encuentro darle una posible salida al jugador: «Es un jugador importante, ¿por qué íbamos a perderlo? Será titular en más partidos. Sucede en los equipos con futbolistas de mucha calidad, algunos pueden no jugar».