El enfrentamiento que actualmente mantienen Marko Arnautovic y su club, el West Ham, podría concluir pronto. Según The Sun, el jugador austriaco debería unirse al Shanghai SIPG esta misma semana antes del encuentro del próximo sábado ante el Bournemouth. Pese a que la escuadra de Londres no quería vender al futbolista (8 goles esta temporada) e incluso publicó un comunicado en el que destacaba que “no está a la venta”, finalmente no será así.

De este modo, los deseos del jugador finalmente se verán cumplidos y éste hará las maletas con destino a China. Está previsto que la escuadra inglesa ingrese alrededor de 35 millones de libras (unos 39 M€) con la marcha de su referente ofensivo.