Ayer Franck Ribéry disputó el que probablemente sea su último encuentro en Champions League como jugador profesional. Se despedía por tanto de la máxima competición continental, ya que acaba contrato con el Bayern Múnich a final de temporada y no será renovado.

El francés de 35 años, según Kicker, tiene varias ofertas importantes y una ella es del Al Sadd de Catar, donde Xavi Hernández quiere que vaya. Intenta el centrocampista español convencerlo para que siga sus pasos y afirma el medio alemán que podría mantener allí su salario actual.