Sergi Roberto era expulsado el domingo ante el Real Madrid por una agresión a Marcelo, que fue reflejada como tal en el acta arbitral. Y por ese motivo al canterano del FC Barcelona le han caído nada menos que cuatro partidos de sanción, que comienzan a contar desde hoy en el duelo ante el Villarreal.

Se perderá la visita al campo del Levante del domingo y el duelo de despedida de la Liga ante la Real Sociedad. Y también el primer partido de la temporada que viene, que obviamente todavía no tiene ni fecha ni rival. Un contratiempo para Ernesto Valverde que, por las circunstancias de fechas en las que estamos, no tendrá mucha trascendencia.