Si es capaz de recuperar la condición física, el checo Zdenek Grygera podría militar, durante al menos una campaña más, en una de las competiciones más prestigiosas del continente, la Premier League.

El zaguero, de 32 años, finalizó su compromiso con el Fulham el pasado mes de junio, pero el técnico de las escuadra londinense, el holandés Martin Jol, le ha permitido seguir participando en los entrenamientos con la esperanza de que su trabajo diario le posibilite alcanzar el nivel del resto de compañeros.

«Grygera sigue sin estar en plena forma. Jugó contra Omán la semana pasada y lo hizo bien, así que está cerca. Vamos a esperar hasta que se encuentre totalmente apto para tomar una decisión sobre su futuro», aseguró el preparador al ser cuestionado por Fulham Chronicle.