No es ninguna novedad que el Zenit de San Petersburgo que entrena Roberto Mancini esté mirando con gran interés a la Serie A en busca de objetivos. Aunque en el caso de su último deseo sí resulta al menos sorprendente saber de quién se trata.

Hablamos de Matteo Politano, atacante de 24 años del Sassuolo (25 partidos, 4 goles), que en enero estuvo muy cerca de desembarcar en las filas del Nápoles. El traspaso se frustró y ahora es pretendido por el combinado ruso de cara a la siguiente temporada, de acuerdo con CalcioMercato.com.