Confirmado su fichaje hace apenas unos días desde el FC Barcelona, el debut de Malcom con el Zenit de San Petersburgo ha supuesto un duro golpe para el futbolista, que ha sido objeto de las iras de un público racista que incluso llegó a mostrar pancartas contra él.

Ante esta situación, y según destaca la información de Sport.ru, el Zenit podría optar por la salida del jugador canarinho el próximo mes de enero si la situación no mejora. No cabe duda que se trata de un comportamiento radical que dará mucho de lo que hablar.