Pese a que tiene confianza ciega en las prestaciones de Robert Lewandowski e incluso trabaja en la posibilidad de ampliar el contrato que actualmente les une después de un pasado verano en que rechazó todas las ofertas que recibió por él, el Bayern Múnich es consciente de la necesidad de sumar nuevas piezas a su delantera.

El cuadro bávaro, sabedor de lo idóneo de incorporar a su plantilla un futbolista que conozca el campeonato y pueda convertirse en relevo del futbolista polaco ha convertido al internacional germano Timo Werner en una de sus grandes prioridades. Convertido en uno de los delanteros más prolíficos de la Bundesliga pese a sus 23 años, los excepcionales registros exhibidos en la disciplina del Leipzig (27 partidos oficiales, 14 goles este curso) le han catapultado hasta el primer puesto en la lista de preferencias.

Consciente del interés que el futbolista nacido en Stuttgart en otras escuadras importantes a nivel internacional (casos de Real Madrid o Atlético de Madrid, por citar algunos), desde el campeón alemán no han dudado en dar un acelerón con el objetivo de dejar encarrilada su incorporación y adelantarse al resto de pujadores, según apunta Kicker. ¿Logrará cerrar su objetivo?