El Bayern Múnich ha decidido cubrirse las espaldas. Aunque su prioridad sigue siendo renovar el contrato que le vincula con Pep Guardiola, la directiva ha decidido impulsar la búsqueda de un nuevo técnico que, llegado el caso, pueda convertirse en recambio del entrenador catalán.

Tal y como explica el diario germano Die Welt, el principal anhelo del conjunto bávaro no es otro que Carlo Ancelotti. El técnico italiano se encuentra en el paro desde que finalizó su aventura en el Real Madrid y son muchos los equipos que, a día de hoy, quieren convertirle en su nuevo líder de cara al curso que viene.

Quizá por eso, porque teme la competencia que puedan ejercer clubes como el Manchester United, la entidad muniquesa mantiene en su punto de mira a Lucien Favre, técnico que destaca por su concienzudo trabajo táctico y que también se encuentra libre tras finiquitar su relación con el Borussia Mönchengladbach.

Completarían el cuarteto de candidatos, dos preparadores que, a priori, no parecen del todo acordes con el momento que vive el Bayern: Guus Hiddink y Matthias Sammer. El primero busca un nuevo empleo tras pasar con más pena que gloria por la Selección de Holanda; mientras que el segundo, que en su momento llegó a levantar un título de Bundesliga con el Borussia Dortmund (2001-2002), acumula 10 años sin tocar un banquillo.