El Borussia de Dortmund sigue pendiente de numerosos frentes, varias maniobras que todavía le restan para cerrar la plantilla. Pero lo cierto es que, como les gusta hacer a los grandes clubes de Alemania, ha conseguido ya certificar varios movimientos en apenas unas pocas semanas.

La compra de Paco Alcácer estaba anunciada desde hace meses, toda vez que su rendimiento ha convencido en el Signal Iduna Park. Y fue el primer desembolso de los 5 realizados hasta la fecha, con nada menos que 130 M€ invertidos en los primeros compases del periodo de traspasos.

Al delantero español le siguieron Nico Schulz, Thorgan Hazard, Julian Brandt y Mats Hummels, que han dado para reforzar prácticamente todas las líneas del plantel. Y que por supuesto, comienzan a despertar los primeros interrogantes sobre cómo podrá encajar sus piezas Lucien Favre.

Ahora les apuntamos una posibilidad, pero más allá de eso parece claro que los subcampeones de Alemania han decidido que no se quedarán rezagados mientras sus rivales y en especial el Bayern Múnich, se refuerzan.