Comienza la temporada en la Bundesliga. Y pese a que pocos lo hubieran esperado, no lo hace con una victoria del Bayern Múnich. Pese a que el conjunto bávaro todavía no ha completado su plantilla y esperará a las últimas semanas de mercado a fin de dar forma definitiva a la fuerza de trabajo de la que dispondrá Niko Kovac, se esperaba que el campeón germano no tuviera excesivos problemas para doblegar al Hertha Berlín en la jornada inaugural del campeonato germano. Nada más lejos de la realidad.

Con un once que tan solo contaba como el internacional francés Pavard como única cara nueva en relación a la pasada temporada, al campeón germano se le ponían las cosas muy a favor desde el comienzo del choque y ya en en el minuto 24 se adelantaba en el marcador merced al tanto de Robert Lewandowski. Sin embargo, los berlineses daban la vuelta al marcador antes de alcanzar el ecuador gracias a Lukebakio (36) y Grujic (38). Consciente de la necesidad de comenzar el campeonato con victoria los locales se convirtieron en absolutos dominadores de la segunda mitad y lograron la igualada en el 60 por medio de Robert Lewandowski desde el punto de penalti. Pese a su insistencia en la recta final del choque, los bávaros se mostraron incapaces de llevarse la victoria y acabaron con un pobre 2-2.

Absoluto dominador del fútbol patrio en las últimas campañas, los de Allianz Arena comienzan de una forma titubeante su andadura por un curso 2019-2020 en el que tendrá como principal rival a un Borussia Dortmund que le doblegó en la Supercopa nacional y se presenta como un equipo muy a tener en cuenta después de brillar en buen aparte del curso pasado. Con el reto de seguir acumulando títulos en Alemania y mejorar sus prestaciones a nivel internacional, el primer paso ya está dado.