Heung-Min Son ha podido regresar al Tottenham ya liberado después de conquistar los Juegos Asiáticos con la selección de fútbol de Corea del Sur. Porque de este modo ha evitado el servicio militar obligatorio con su país, que deben cumplir todos los varones antes de los 28 años.

Con esta gesta su carrera deportiva mantendrá su rumbo previsto, ya que a sus 33 años el delantero del Tottenham puede seguir creciendo como jugador en uno de los mejores clubes de la Premier League. La temporada pasada anotó 18 goles en 54 partidos con los spurs.

Eso si sigue en el club londinense muchos años, pues cuenta con un pretendiente de primer nivel consciente de su calidad y de su nueva situación. Como afirma CalcioMercato.com se trata del Bayern Múnich, el equipo más poderoso de Alemania.

El cuadro bávaro mira al asiático como alternativa interesante de futuro, siendo uno de los muchos nombres que sus dirigentes controlan en el mercado.