«Tiene el pulgar realmente gordo, pero en uno o dos días su aspecto debería mejorar y podría jugar. Evidentemente, me alegré de poder jugar de nuevo, pero fue una noticia amarga para Manuel». El pasado sábado, al término del choque ante el Bayer Leverkusen, el habitual meta suplente del Bayern Múnich, Sven Ulreich, justificaba ante los medios su presencia en el once inicial de la escuadra.

Aunque de sus palabras podría deducirse que la lesión de Manuel Neuer no alberga gravedad, lo cierto es que en las últimas horas se ha asegurado que el arquero podría estar a tres meses de baja por culpa de esta dolencia. De ser cierto, el germano acumularía su segunda lesión grave en un periodo de apenas dos años (el pasado curso apenas pudo sumar 4 partidos oficiales).

Esta sucesión de contratiempos habría provocado que el conjunto bávaro comience a plantearse la contratación de un nuevo portero que pueda competir con Ulreich y que, además, tenga opciones de convertirse en el heredero de Neuer (cumplirá 33 años en marzo).

Según CalcioMercato.it, a día de hoy, la entidad muniquesa tendría en mente a un par de candidatos : los italianos Gianluigi Donnarumma (19 años) y Mattia Perin (26), El primero sigue buscando un nuevo destino lejos del AC Milan; mientras que el segundo podría estar interesado en un nuevo cambio de aires si el técnico de la Juventus, Massimiliano Allegri, sigue apostando de forma habitual por el polaco Wojciech Szczesny.