Reforzar el eje de la medular. Ése es uno de los grandes objetivos que se ha marcado el Bayern Múnich de cara al presente mercado estival. Los bávaros se encuentran inmersos en una profunda renovación de su plantilla y consideran indispensable el desembarco de un nuevo mediocentro.

Por la cabeza de sus dirigentes pasaba la firme idea de apostar por Rodri Hernández (Atlético de Madrid), pero tras constatar que el madrileño está decidido a ponerse a las órdenes de Pep Guardiola en el Manchester City, han decidido estudiar otras alternativas. Entre ellas, la del también español Marc Roca (22 años).

Según cuenta Onda Cero, los muniqueses valoran el excelente crecimiento que ha experimentado este futbolista desde que accedió a la primera plantilla del Espanyol (75 partidos oficiales, 1 gol y 3 asistencias) y no descartan en absoluto la posibilidad de lanzar sus redes sobre él e, incluso, abonar los 40 M€ que figuran en su cláusula de rescisión.

Cuestionado al respecto, el jugador ha optado por mantener la calma y mostrar su compromiso con el combinado perico. «Estoy muy contento en Barcelona. Hay que vivir el momento. Estoy muy tranquilo en la selección y cuando vuelva con mi equipo estaré muy tranquilo también», reconoció. En la actualidad, Roca brilla con la Selección de España Sub’21 que disputa en Italia el Europeo de la categoría.