Durante los meses previos al arranque del mercado invernal, la prensa que sigue la actualidad del Real Madrid dio casi por hecho que el club blanco repescaría al central Mario Hermoso a lo largo del mes de enero. Sin embargo, tanto la mejoría experimentada por el equipo desde la llegada de Santiago Solari como los problemas físicos que han lastrado la progresión del futbolista han provocado que el rumor se desvanezca casi por completo.

Ya que los blancos conservan una opción de recompra sobre el central del Espanyol (de 7,5 M€), no sería en absoluto extraño que en futuras ediciones del mercado la entidad vuelva a plantearse la contratación de un jugador que, en plenas condiciones, ha despuntado como uno de los zagueros más completos y solventes del panorama nacional.

Eso sí, es factible que, en el momento de pasar a la acción, los de Chamartín tengan que verse las caras con el Bayern Múnich. Según cuenta hoy Sport Bild, el cuadro bávaro considera al madrileño como una opción más que interesante para reforzar su parcela defensiva en próximas campañas y ya ha comenzado a mover ficha con el claro objetivo de ir avanzando en su futuro fichaje.

Aunque la presencia de un club tan atractivo siempre resulta inquietante, los merengues pueden mantener aún cierta calma, ya que para cualquier otro equipo que se interese por Hermoso la cláusula de rescisión de su actual contrato se sitúa en nada menos que 40 M€.