Si se cumplen las previsiones que desde hace ya varios meses vienen haciendo los medios alemanes y que de algún modo confirman los directivos del club cada vez que aluden a la necesidad de renovar su plantilla, el verano de 2019 modificará sustancialmente la fisonomía de un equipo, el Bayern Múnich, que durante los últimos años ha mantenido una estructura muy sólida y reconocible.

Los bávaros, que ya han garantizado el futuro desembarco de jugadores como Benjamin Pavard (procedente del Stuttgart) o Jann-Fiete Arp (Hamburgo), también han situado en su punto de mira a futbolistas como Lucas Hernández (Atlético de Madrid), Kai Havertz (Bayer Leverkusen), Timo Werner (RB Leipzig), Nicolas Pépé (Lille) o Dean Henderson (Sheffield United, cedido por el Manchester United), pero su lista no acaba aquí.

Según ha contado en las últimas horas France Football, el cuadro muniqués tampoco pierde de vista a Florian Thauvin (26 años), centrocampista que viene completando una notable temporada con el Olympique de Marsella (27 partidos oficiales, 14 goles y 8 asistencias) y al que ya se ha vinculado en anteriores ocasiones con el club alemán.

Surgido de la cantera del Grenoble, el de Orleans pasó un par de campañas en el Bastia antes de recalar en su actual equipo (2013). En el verano de 2015, el jugador fue traspasado al Newcastle, pero tras media temporada más bien discreta, el medio regresó al Velodrome para comenzar una segunda etapa en la que ha alcanzado su madurez profesional.