El Bayern Múnich ha mejorado de un modo más que notable sus prestaciones en las últimas semanas después de una complicada racha de juego y resultados que estuvo a punto de costarle el puesto al técnico Niko Kovac. De este modo, desde el cuadro bávaro ya se mira al futuro con optimismo y confía en poder recortar la distancia con el Borussia Dortmund en Bundesliga. Del mismo modo, y con los ojos puestos en mejorar su potencial en Liga de Campeones, desde la dirección deportiva se pretende aprovechar lo que resta de mercado invernal para fortalecer la plantilla.

Uno de los jugadores cuyo nombre está en boca de todos dada la imposibilidad de hacerse con le francés Lucas Hernández (cuya cláusula de rescisión con el Atlético de Madrid se eleva hasta los 80 M€ y por el que se focalizará el próximo verano), la opción en la que está haciendo un especial hincapié es la que tiene como protagonista a su compatriota Benjamin Pavard.

Según destaca la información publicada por France Football, desde la dirección deportiva del Bayern Múnich que encabeza Hasan Salihamidzic se pretende adelantar el ya cerrado desembarco del futbolista para junio al presente mes de enero. A fin de lograr su objetivo, los bávaros están dispuestos a poner sobre la mesa del Stuttgart 10 M€ más de los 35 M€ en los que se encuentra cifrada la cláusula de rescisión del futbolista y se pagará en verano.

Queda ahora por conocerse si la directiva del Stuttgart verá con buenos ojos adelantar la salida de una de sus piezas clave a cambio de 10 M€ de lo que iban a ingresar seis meses después. Su complicada situación clasificatoria (actualmente ocupa el puesto de 16 en Bundesliga) puede dificultar los intereses bávaros.