El Bayern Múnich se está moviendo con presteza con vistas a reforzar la plantilla de la que dispondrá la próxima temporada. El cuadro bávaro ha cerrado ya las incorporaciones de Lucas Hernández, Benjamin Pavard y Fiete Arp. Mientras tanto, mantiene otros interesantes frentes abiertos como Rodri (Atlético de Madrid), Leroy Sané (Manchester City) o Timo Werner (RB Leipzig).

Mientras tanto, otras posibilidades emergen en el horizonte según podemos encontrar en las páginas del conocido diario italiano Corriere dello Sport. Concretamente, se trata del internacional albiceleste Paulo Dybala, futbolista que recientemente ha sido vinculado con el Atlético de Madrid en forma de alternativa para su ataque.

Opacado durante la última temporada (42 partidos, 10 goles, 6 asistencias) tras la llegada de Cristiano Ronaldo, el futbolista argentino 25 años no vería con malos ojos la posibilidad de un cambio de aires. Y es precisamente esta situación la que pretende aprovechar el campeón de la Bundesliga que dirige Niko Kovac.

A fin de lograr su objetivo, y según apunta la fuente antes citada, el Bayern Múnich está dispuesto a poner sobre la mesa alrededor de 80 M€, cantidad muy a tener en cuenta. Las demandas de la Vecchia Signora, sin embargo, se sitúan un poco por encima. Y es que desde las oficinas bianconeras se pretende ingresar 100 M€.