Decidida a renovar una plantilla que este curso ha comenzado a dar evidentes síntomas de agotamiento, la directiva del Bayern Múnich ha situado en su punto de mira a un jugador que por su atractiva mezcla de talento y juventud podría encajar como un guante en sus planes de futuro, el italiano Federico Chiesa (21 años).

Según cuenta hoy SportItalia, los bávaros ya han establecido los primeros contactos con este futbolista que ha experimentado una sensacional progresión desde que accedió a la primera plantilla de la Fiorentina (110 partidos oficiales, 22 goles y 21 asistencias) y que durante la presente temporada también ha logrado consolidarse como uno de los nuevos líderes de la Selección de Italia absoluta (11 veces internacional).

Consciente de que otros clubes de la talla de Juventus o Real Madrid también se han interesado por la situación del extremo, la entidad germana no descarta poner sobre la mesa unos 60 M€, cantidad con la que confía en eliminar dicha competencia. Eso sí, recientemente se supo que la Fiore pretende obtener al menos 80 M€ con su venta,

Capacitado para actuar por ambos costados del ataque o en posiciones más centradas, Chiesa mantiene contrato con la entidad viola hasta el lejano junio de 2022, por lo que parece claro que, a la hora de negociar, los de Artemio Franchi podrán moverse con calma y esperar la oferta que mejor satisfaga sus intereses.