El futuro de James Rodríguez sigue en el aire. Aunque últimamente se daba por hecho que el jugador regresaría al Real Madrid al término de la presente temporada, lo cierto es que la directiva del Bayern Múnich aún no ha decidido si ejecutará la opción de compra que mantiene sobre el futbolista.

Según ha explicado en las últimas horas su presidente, Uli Hoennes, será el técnico del equipo, el croata Niko Kovac, quien tenga la última palabra y decida si merece la pena invertir 42 M€ en un jugador que este curso solo ha sido titular en 9 partidos de Bundesliga y que apenas ha disputado un total de 19 encuentros oficiales (3 goles y 5 asistencias).

«Depende de lo que quiera nuestro entrenador. Si él nos dice que cuenta con James para la próxima temporada, abonaremos los 42 millones. Solo depende de lo que queramos nosotros. Tenemos una opción que podemos ejecutar hasta mayo o no. Si decidimos que sí, se tiene que quedar, pero aún no hemos tomado una decisión al respecto», aseveró.

Durante su conversación con Sport1, el mandatario también reconoció que en verano volverán a abordar la contratación de Lucas Hernández, zaguero al que ya trataron de reclutar el pasado mes de enero. En este caso, los bávaros no dudarán en abonar los 85 M€ que figuran en la cláusula de rescisión del contrato que le vincula con el Atlético de Madrid. «Algo tenemos que hacer en el centro de la defensa. Eso está claro. Imagino que si de la oportunidad de hacernos con él, pagaremos la cláusula. Es campeón del mundo», espetó.