«Después de una semana tan excepcional con dos victorias convincentes, no podemos decir que "Hansi"Flick será despedido y tendremos a alguien nuevo los próximos meses». Hace un par de días, el presidente del Bayern Múnich, Uli Hoeness, destacó el buen trabajo que viene realizando el técnico Hans-Dieter Flick y llegó a insinuar que el alemán podría seguir al frente de la nave la próxima temporada.

Aunque sus palabras deben ser tenidas en cuenta, lo cierto es que parece lógico que el citado Flick ejerza su labor de entrenador interino hasta que concluya la actual campaña y sea posteriormente sustituido por un preparador con mayor experiencia y prestigio. De hecho, desde que se anunció la destitución de Niko Kovac, la prensa germana especula casi diariamente con la identidad del que podría ser nuevo técnico del cuadro bávaro.

Sin ir más lejos, en su edición de hoy, el diario Sport Bild señala que los mandatarios del conjunto teutón no descartan lanzar una ofensiva por un viejo conocido, el catalán Pep Guardiola. Para dar mayor empaque a su información, el rotativo alude al desgate que comienza a sufrir el de Santpedor en el Manchester City y al hecho de que su familia se adaptó mucho mejor a Múnich que a la ciudad inglesa. Asimismo, se hace alusión a esa tendencia de Guardiola a cambiar de aires pasado un periodo de tres años (plazo que se cumple este verano).

Con contrato en vigor hasta junio de 2021, a día de hoy se antoja complicado creer que el City vaya a facilitar su salida. Solo un espectacular bajón del rendimiento de su escuadra y el firme deseo del entrenador de cambiar de aires podrían, por tanto, dar pie a un nuevo escenario en el que su retorno a Baviera resultase factible.