Hans-Joachim Watzke, Michael Zorc, Matthias Sammer y Sebastian Kehl, las cabezas más visibles de la directiva del Borussia Dortmund, se reunieron el pasado lunes con el objetivo de analizar la trayectoria de una escuadra que viene ofreciendo un rendimiento más bien irregular desde que arrancó la temporada (ocupa el sexto puesto en la Bundesliga).

Tras el citado encuentro, los dirigentes decidieron ampliar hasta Navidad el margen de confianza de su técnico, el suizo Lucien Favre. Si llegados a esas fechas, el equipo no ha reaccionado, el preparador se verá obligado a dejar su espacio en el banquillo a un nuevo inquilino.

Asimismo, los mandatarios también se mostraron propensos a acudir al mercado invernal en busca de dos refuerzos: un central y un delantero centro. Sobre la identidad del atacante, el diario Bild señala al croata Mario Mandzukic como el principal anhelo de la entidad, pero recuerda que su fichaje no resultará sencillo por la competencia que ya está ejerciendo el Manchester United.

Tal vez por eso, el rotativo añade que no sería extraño que los de Dortmund lancen también sus redes sobre dos arietes a los que mantienen apuntados en su agenda desde hace meses: el brasileño Willian José (Real Sociedad) y el uruguayo Maxi Gómez (Valencia). Ya que ambos son ahora mismo cruciales para sus respectivos clubes, parece claro que solo una oferta cargada de ceros a la derecha podría dar pie a su cambio de aires.