La relación entre Pep Guardiola y el Bayern Múnich tiene fecha de caducidad. Aunque el club bávaro ha hecho todo lo posible por ampliar su contrato, el técnico catalán ya ha decidido cambiar de aires al término de la presente temporada. De hecho, y según confirma el diario Sport, será hoy mismo cuando el de Santpedor le comunique a la directiva germana que no tiene intención de continuar al frente del equipo el curso que viene.

En la planta noble del Allianz Arena sospechaban ya desde hace tiempo que el preparador les daría calabazas. Por eso, en las últimas semanas, no han dudado en agilizar las conversaciones con el que, si todo va según lo previsto, será el próximo preparador del combinado muniqués, el italiano Carlo Ancelotti.

Al parecer, y tal y como explica la Cadena COPE y completa el diario Marca, el transalpino ya ha sido capaz de decir no a una suculenta oferta del Manchester United porque está decidido a aceptar la propuesta de un Bayern que le va a poner sobre la mesa un contrato de tres años de duración.

Eso sí, en Alemania no ven tan claro que sea Carletto quien herede el puesto de Guardiola. En este sentido, la prestigiosa publicación Kicker, además de airear que la mala relación que mantiene el técnico con el cuerpo médico del club figura entre los argumentos que le han llevado a tomar esta decisión, señala que el actual seleccionador de Alemania, Joachim Löw, también cuenta con opciones de hacerse con el cargo.