Si la Juventus de Turín es la reina de la Serie A, el auténtico dominador de la Bundesliga es, con méritos propios, el Bayern Múnich. El cuadro bávaro acumula 7 trofeos de forma seguida, una vez que se dejó por el camino un par de ellos que fueron a parar a las arcas de un Borussia Dortmund que, precisamente, salió escaldado de su visita al Allianz Arena por un viejo conocido: Robert Lewandowski.

Aun así, el protagonismo, al menos hasta la fecha, en el campeonato doméstico en Alemania pertenece al Borussia Mönchengladbach. Los hombres dirigidos por Marco Rose son líderes en solitario, debido a que han sumado 25 de los 33 puntos que ha habido en juego durante las 11 primeras citas de la competición. Acto seguido, RB Leipzig, el propio Bayern y Friburgo se sitúan con 21 puntos. La campaña es muy larga, pero la escuadra del Borussia Park tiene licencia para soñar.

Por su parte, el Hoffenheim es quinto en la clasificación con 20 puntos, justo por delante de un Dortmund que necesita recuperar cuanto antes las vibraciones positivas del arranque de campaña, lo que le permitió alzarse con la Supercopa germana. Los pupilos de Lucien Favre tienen 19 puntos, igual que el Schalke 04, donde Juan Miranda todavía no se ha ganado la confianza de David Wagner. Otro club histórico en Alemania, como es el caso del Bayer Leverkusen, se ubica con 18 puntos, superando a Eintracht de Frankfurt y Wolfsburgo (nivelados con 17).

Un peldaño por debajo aparecen los 2 clubes de Berlín, Union (13 puntos) y Hertha, quedando emparejado este segundo a 11 puntos con Fortuna Düsseldorf y Werder Bremen. El Mainz 05 se libraría, por ahora, de perder la categoría, aunque tendría que disputar la promoción para evitar el descenso. 9 son los puntos que tienen en la actualidad los jugadores de Rouven Schröder, emplazados por encima de Colonia (7) y Paderborn, el farolillo rojo de la Bundesliga con 4 puntos. ¿Podrá el ’Gladbach’ hacer la machada y llevar a sus vitrinas un título que se le resiste desde 1977?