Ayer el Bayern Múnich rechazaba la posibilidad de fichar a Arsène Wenger como entrenador, después de que el mismo se ofreciera para el cargo. Porque hace unos días ya que Niko Kovac fue destituido, siendo ahora Hansi Flick quien lleva las riendas como técnico interino.

Mañana tienen los bávaros un partido clave para el devenir de la temporada, ante el Borussia de Dortmund que pasa por ser el gran rival de los campeones de la Bundesliga. De manera que, como explica Sport1, el actual preparador podría conservar su puesto hasta final de temporada.

Eso siempre que mañana consiga una victoria, de manera que los dirigentes de la escuadra alemana lo ven con buenos ojos, mejor que una solución de urgencia como podría ser José Mourinho. Y así poder pensar bien en un nuevo entrenador para la temporada que viene, que inicie un proyecto convincente desde el principio.

El gran deseo para el banquillo bávaro sería Erik Ten Hag, actual entrenador del Ajax de Amsterdam, igual que Thomas Tuchel ahora en el PSG. De manera que en los próximos días se tomará una importante decisión.