Juan Miranda es uno de los futbolistas cedidos por el FC Barcelona. El carrilero zurdo, al que da la sensación que Ernesto Valverde puso la cruz en la eliminatoria de la Copa del Rey del pasado curso con el Levante, ha tomado la decisión de marcharse a Alemania para reforzar el proyecto del Schalke 04. No obstante, se mantiene a la espera de disfrutar de su oportunidad en territorio germano.

Tal y como recuerda Mundo Deportivo, el Barça prescindió de Marc Cucurella, indiscutible para Pepe Bordalás en el Getafe, al igual que ocurriera en el Eibar de la mano de José Luis Mendilibar. Todo ello para decantarse por Miranda, de 19 años, otro producto de ’La Masía’ que, al menos por ahora, no ha convencido a David Wagner, míster del Schalke, para debutar con la entidad de Gelsenkirchen (en principio, tiene firmado otro año más en su préstamo).

Según nuestro compañero Tristan Bernert, de Fussball Transfers, «hace un mes, tuvo una entrevista con medios españoles en la que dijo que es muy paciente porque el entrenador David Wagner le dijo que, al principio, no tendría mucho tiempo de juego para que pueda acostumbrarse al fútbol alemán». ¿El objetivo? Facilitar su adaptación para que esté totalmente preparado cuando apueste por sus servicios.

Igualmente, el Schalke está cuajando un gran curso hasta la fecha, ya que ocupa la sexta posición de la Bundesliga con 18 puntos, estando situado a 4 puntos del sorprendente líder del torneo de la regularidad en Alemania: el Borussia Mönchengladbach. «Al no participar en competición europea, los jugadores descansan mucho durante la semana, por lo que Wagner no necesita modificar la alineación», añade Tristan Bernert. ¿Podrá Miranda ganarle la partida al experimentado Bastian Oczipka?