Alemania, su Bundesliga pasional de estadios llenos. Ellos decidieron irse este verano para ver si el césped era más verde en otros lugares. Y unas semanas después, en el momento de la primera evaluación de la temporada, no ha sido buena idea para muchos. Lo vemos con Luka Jovic (21 años. Estrella en el Eintracht Frankfurt durante dos temporadas (25 goles en 54 apariciones en la Bundesliga), el serbio elegía dar el salto para unirse al Real Madrid. Solo, entre el peso del precio de su transferencia (60 M€), algunas lesiones, una mayor competencia y un equipo que no encuentra el rumbo, el nativo de Bijeljina está lejos de tener el mismo éxito que en Alemania. Los primeros críticos florecen y el propio Zinedine Zidane se vio obligado echarle un capote en sala de prensa.

«Luka no se desanima, sino todo lo contrario, está al tanto de la situación, pero acaba de llegar. Es mucho mejor que al principio, está aprendiendo español, se está subiendo al carro, voy a contar con él, es importante para nosotros, va a contar a pesar de que no jugó mucho hasta ahora», explicó el técnico merengue, queriendo tranquilizarlo. Su antiguo compañero de equipo en el Commerzbank-Arena, Ante Rebic, de 26 años, también tiene un comienzo complicado en el AC Milan. Después de tres temporadas en Alemania (17 goles en 78 apariciones en la liga), el subcampeón mundial en 2018 eligió unirse al cuadro rossonero y abrazar su ambicioso proyecto en torno a Marco Giampaolo. Desde entonces, el técnico italiano ha sido despedido, reemplazado por Stefano Pioli y el croata tiene dificultades para lograr continuidad (4 partidos).

La adaptación en Italia también es complicada para Valentino Lazaro (23 años), en el vecino Inter de Milán. Sensación en el Hertha Berlín la temporada pasada, el defensa austriaco solamente suma 2 partidos con Antonio Conte. En Inglaterra, Christian Pulisic (21) ciertamente pensó tener más minutos. Reclutado por Chelsea por 64 M€ en enero, el internacional estadounidense aterrizó este verano y lucha por convencer a Frank Lampard y su staff en los blues. Está lejos del nivel mostrado en Dortmund. Pieza clave en el Mainz 05 durante 3 años (86 partidos de la Bundesliga, 3 goles), Jean-Philippe Gbamin (24) probablemente también tuvo un mejor debut en Inglaterra. Sin embargo, las lesiones lo han frenado y el marfileño ha jugado solo 2 encuentros en la Premier League.

En Newcastle, Joelinton (23), reclutado por 40 M€ desde el Hoffenheim, también registró un primer récord decepcionante (9 partidos, solo 1 gol), mientras que el suizo Josip Drmic (27), ex Borussia Mönchengladbach, debe conformarse con pocos minutos en el Norwich. En la Ligue 1, Renato Sanches (22) en Lille y Jean-Kévin Augustin (22) en Mónaco aún buscan una su lugar en sus nuevos equipos. «El Lille no es el Bayern de Múnich. El crecerá con nosotros. Estoy seguro de que Renato nos traerá mucho. Le daremos tiempo para crecer», explicó el asesor del presidente de los dogues, Luis Campos, para RMC Sport.

Aunque no a todos les ha ido mal y evidentemente hay excepciones: Abdou Diallo, alistado desde el Borussia de Dortmund por alrededor de 30 M€, ha hecho buenas apariciones en el PSG a pesar de la competencia en defensa. Por otro lado, Sebastien Haller (25) realmente está saboreando el éxito lejos de Frankfurt. Su traslado a West Ham por casi 50 M€ no lo inhibió en absoluto. El delantero francés es una de las sensaciones del comienzo de la temporada de los londinenses con sus 4 goles en la Premier League. Y qué decir Franck Ribéry (36 años), que salía libre del Bayern Múnich después de 13 años de servicio leal, y vive una segunda juventud en la Fiorentina (2 goles y 1 asistencia en la Serie A).