Claudio Bravo vive una de las peores temporadas de su carrera profesional. El arquero emigró a la Premier League con la sensación de que podía convertirse en uno de los líderes del nuevo y ambicioso proyecto del Manchester City, pero lo cierto es que media temporada después, su situación no puede ser más decepcionante.

Desde el arranque del curso, el chileno ha evidenciado un bajísimo nivel de forma que, además de provocar la pérdida de puntos de su equipo, ha terminado por costarle la titularidad en beneficio de un Willy Caballero que, cosas de la vida, ha logrado hacerse con un puesto en los onces iniciales tres cursos después de aterrizar en el Etihad Stadium (en los dos cursos anteriores era Joe Hart quien le cerraba el paso).

Salvo giro drástico de los acontecimientos, algo que parece improbable por lo visto hasta ahora, el futuro del ex del FC Barcelona pasa por experimentar un nuevo cambio de aires al término del curso. De hecho, varios conjuntos europeos se han mostrado ya dispuestos a tenderle la mano y a ofrecerle la oportunidad de restaurar su carrera lejos de la Premier League.

Hace unos días, la prensa se hacía eco del interés del AC Milan, conjunto que quiere cubrirse las espaldas ante una hipotética marcha de Gianluigi Donnarumma, y ahora es la prensa chilena la que se atreve a vincularle con el RB Leipzig. El cuadro que dirige Ralf Hasenhüttl quiere mantener el buen nivel que viene exhibiendo durante el presente curso y cree que por su experiencia acumulada, el arquero sudamericano podría resultar un refuerzo idóneo para un puesto que actualmente defiende el húngaro Péter Gulácsi.