El Bayern Múnich dejó encarrilados dos fichajes antes de empezar casi el mercado estival que fueron los de los defensas franceses Benjamin Pavard y Lucas Hernández. Dos apuestas rápidas que nos hacían intuir nuevas ofensivas relámpago de los germanos en el periodo de fichajes.

Especialmente porque con las bajas de Franck Ribéry y Arjen Robben hacía falta que llegaran nuevos atacantes a la plantilla de Nico Kovac. Sin embargo las ofensivas se paralizaron pronto y en el club alemán apenas ha habido movimientos hasta hace solamente unos días.

Eso sí, ahora con la Bundesliga empezada ya se han acelerado gestiones como la incorporación de Ivan Perisic, además de las de Philippe Coutinho y Michaël Cuisance. Y de acuerdo con Tuttosport, podría haber ahora una nueva llegada que apuntalaría el ataque de los alemanes.

Porque ya se negocia con la Juventus de Turín por Mario Mandzukic, que podría ser sin duda alguna la guinda del pastel para los campeones de la Bundesliga. Y es que el croata es más candidato a cambiar de aires ahora mismo que Gonzalo Higuaín o Paulo Dybala.