El Bayern Múnich ya ha anunciado este miércoles, hace escasos instantes, la llegada a sus filas de Lucas Hernández para la temporada que viene. Un fichaje que será efectivo desde el 1 de julio y por el que el cuadro bávaro va a desembolsar los 80 M€ de su cláusula de rescisión. Fichajes.com ya adelantó hace justo una semana que la escuadra germana había abonado ya la mitad del traspaso.

Convierte esa cifra al defensa francés de 23 años en el jugador más caro de la historia de la Bundesliga. Y supone un buen ingreso de dinero para el Atlético de Madrid, aunque también una baja más que sensible en la defensa de Diego Simeone por la calidad, juventud y versatilidad de este zaguero.

Será uno de los encargados de reconstruir el nuevo Bayern Múnich que se proyecta para la temporada que viene, para la que están ya confirmados dos refuerzos, éste y el de Benjamin Pavard. Curiosamente acaban de hacerse los alemanes con los dos laterales titulares que ganaron el Mundial con Francia.

El Bayern Múnich indica en su comunicado oficial que el jugador será sometido a una intervención hoy después de que se le haya encontrado una lesión en su ligamento hoy, de manera que no volverá a jugar ya con los rojiblancos. Por su parte, la escuadra madrileña también confirma el fichaje, anunciando un acuerdo por los citados 80 M€, después de que el jugador rechazara renovar su contrato.

«Ésta es la decisión más difícil e importante que he tenido que tomar en mi carrera deportiva. El Atlético para mí significa muchas cosas ya que aquí es donde he crecido como futbolista, como persona y me he convertido en el jugador que soy. Me ha costado muchísimo decirle no al Atlético, pero mi decisión es emprender un nuevo reto en el Bayern Múnich. Quiero agradecer a todo el Atlético, dirigentes, entrenadores, compañeros y aficionados, estos 12 años increíbles e inolvidables en los que he formado parte del club. El Atlético siempre estará en mi corazón», ha afirmado el francés en su despedida del equipo colchonero.