El Bayern Múnich ha decidido acelerar sus maniobras en el mercado de fichajes, justo al inicio de una temporada en la que ha comenzado con tropiezo. Porque el cuadro bávaro ha certificado la incorporación a sus filas de Michaël Cuisance procedente del Borussia de M’gladbach, como se ha rumoreado en las últimas horas.

El jugador de 20 años desembarca a cambio de unos 10 M€ y se convierte en la nueva apuesta de futuro del equipo germano para la temporada que ahora comienza. Un futbolista formado en las filas del Nancy, que ya llevaba dos campañas en Alemania, habiendo disputado 14 partidos (1 gol) la última de ellas.

Una interesante apuesta de futuro por tanto que ahora se hace realidad, y que llega justo en el mismo momento en que los alemanes se hacen con Philippe Coutinho cedido desde el FC Barcelona. En el caso del galo llegará con menos presión, para formar parte de la plantilla y seguir creciendo.