Cuando cada semana os ofrecemos la relación de los mejores asistentes de Europa, estamos acostumbrados a ver desde hace tiempo un nombre en esta clasificación ocupando los mejores puestos. Es el de Philipp Max, lateral izquierdo de 24 años del modesto Augsburgo.

Un equipo que ha llegado en la novena plaza al parón invernal, pero que con este jugador formado en las filas de Bayern Múnich y Schalke 04 tiene un auténtico puñal por su banda. Nada menos que 10 asistencias en 17 partidos ha repartido este jugador, que ha visto cómo se multiplicaba su valor.

Ha pasado de costar, según los datos que ofrece Transfermarkt, 5 M€ en el mes de octubre a tener actualmente un valor de 10 M€. Una cifra que no tiene que significar que, si su club quiere venderlo, sea por esa cantidad, sobre todo teniendo en cuenta los precios en los que ahora se mueve el mercado.

Lleva además 1 gol este curso, en el que se está consagrando como una de las revelaciones de la Bundesliga, pues tras dos temporadas anteriores en el Augsburgo afianzándose, después de llegar para ocupar el lugar dejado por Baba Rahman cuando se marchó al Chelsea, ahora brilla con luz propia.

Subcampeón olímpico con Alemania en los Juegos de Río de Janeiro en 2016, este jugador todavía no ha sido llamado para la selección absoluta de Joachim Löw. Aunque viendo sus actuaciones seguramente lo seguirá teniendo en cuenta…