Ayer mismo, los medios españoles se hicieron eco de la presencia de James Rodríguez en Madrid e, incluso, recabaron unas palabras suyas en las que mostraba su apoyo al Real Madrid para el partido de Champions League que esta misma noche mide a los blancos con el París Saint-Germain. «Siempre con el Real Madrid. Ojalá gane mañana», espetó.

Aunque este viaje del colombiano a tierras españolas, en el que estuvo acompañado por Juan Bernat y Arturo Vidal, respondía más a su deseo de disfrutar de la gastronomía española que a cualquier otro motivo relacionado con su futuro hay quien quiso ver en él una especie de guiño al conjunto de Chamartín, una escuadra que, según se ha venido contando en los últimos tiempos, podría estar valorando darle una nueva oportunidad al termino de su cesión en el Bayern Múnich.

Pues bien, según cuenta hoy Sport Bild, no parece que los blancos cuenten con muchas opciones de recuperar al centrocampista. Al parecer, la directiva ya tiene decidido que si el jugador es capaz de mantener el nivel que ha exhibido durante las últimas semanas afrontará el pago de la pertinente opción de compra y se hará definitivamente con sus servicios.

James, de 26 años, recaló el pasado verano en el Allianz Arena tras un acuerdo entre clubes que contemplaba una cesión de dos años de duración y la posibilidad de que, al término de la misma, el Bayern se hiciese con la propiedad del futbolista por unos 70 M€. Sólo si el jugador se niega a permanecer en Baviera o los germanos optan por no hacer efectiva esa opción, el combinado de Concha Espina podría recuperarle.