La destitución de Massimiliano Allegri como técnico de la Juventus ha derivado en la aparición de un sinfín de rumores acerca de donde se encontrará el destino del italiano a partir del próximo verano. Distintos conjuntos han aparecido en escena con la intención de llevarse el gato al agua con su incorporación, como es el caso del Paris Saint Germain o Bayern Múnich.

Especialmente significativo es el caso de la escuadra bávara, que pese a sumar un nuevo doblete en Alemania tiene muchas dudas con su técnico Niko Kovac. Por un lado se encuentra la tirante relación entre el entrenador y varios de los jugadores más importantes de la plantilla. Por otro, el fracaso en una Liga de Campeones en la que se habían depositado muchas esperanzas y donde se ha naufragado.

Según desvela la información que podemos encontrar en Tuttosport, en caso de concretarse la llegada del entrenador transalpino a Baviera, éste podría llegar acompañado por uno de los que ha sido sus discípulos en Turín. Concretamente, se trata del centrocampista germano Sami Khedira, futbolista de 32 años que durante el curso pasado ha sumado un total de 17 partidos en la Vecchia Signora debido a distintos problemas físicos). Pese a que el jugador no vería con malos ojos regresar a su país, uno de los factores clave en esta posibilidad es lo qué suceda en el banquillo del campeón de la Bundesliga.