El pasado domingo conocíamos que el RB Leipzig lograba renovar a Timo Werner, atacante de 23 años que es uno de sus grandes referentes ofensivos. También de la selección de Alemania en los últimos tiempos, y por tanto un jugador sumamente cotizado, como hemos visto meses atrás.

Capacitado para jugar en punta o por las bandas, este goleador germano ha pasado ya por las agendas de grandes equipos como Real Madrid o Bayern Múnich, entre otros. Con esa renovación hasta 2023 parecía alejarse de un importante cambio de aires… pero no será así.

Desvela este miércoles SportBild que la prolongación de contrato del atacante tiene trampa, de forma que desde 2020 podrá estar en el mercado por un precio asequible. Una cláusula de rescisión de 60 M€, que irá descendiendo progresivamente en sus últimos años de contrato hasta 30 M€.

Teniendo en cuenta que es un delantero y de los buenos, y los precios desorbitados que ahora se pagan por todo tipo de jugadores, no parece una opción descabellada que cambie de aires el verano que viene. Todo dependerá de su rendimiento.