Houston, tenemos un problema. Ese podría ser el lema de Pep Guardiola en el Manchester City en esta fase de la campaña, especialmente en lo que hace alusión a su engranaje defensivo. Es cierto que el vigente campeón de la Premier League se impuso al Liverpool en la Community Shield en la tanda de penaltis, pero las tropas de Jürgen Klopp aventajan ya en 5 puntos a los del Etihad Stadium en la tabla.

El empate en su feudo contra el Tottenham Hotspur, junto con el inesperado traspiés en el campo del Norwich City, han permitido que los de Anfield hayan abierto una distancia más que interesante en los 5 primeros compromisos de la campaña en la Premier. El principal quebradero de cabeza para Guardiola, de todos modos, viene provocado por su sistema en la retaguardia.

La lesión de gravedad de Aymeric Laporte en su rodilla (entre 5 y 6 meses) es un contratiempo más que inesperado para Guardiola, a lo que se debe añadir la reciente baja de John Stones por un pinchazo muscular. Por tanto, el técnico tendrá que reajustar su zaga para el duelo en Champions ante el Shajtar Donetsk, la duodécima ocasión en la que mida sus fuerzas con el cuadro ucraniano.

«Será un gran reto con Otamendi como único central. Fernandinho se sumará allí y quizá los jóvenes Eric Garcia y Taylor Bellis. Lo que no vamos a hacer será quejarnos, vamos a inventarnos algo», ha comentado Guardiola, de 48 años, en unas declaraciones recogidas por el diario Sport. ¿Por quién apostará el de Sampedor en su enésimo intento de reconquista de la Champions tras su marcha del FC Barcelona?