El FC Barcelona tendrá que verse las caras con un hueso duro de roer en su estreno en la Champions este martes 17 de septiembre, a partir de las 21:00 horas. El Signal Iduna Park es un escenario en el que el Borussia de Dortmund se mueve como pez en el agua, una cuestión que viene evidenciando desde sus tiempos más dorados de la mano del actual entrenador del Liverpool: Jürgen Klopp.

Cierto es que aquel equipo, recitado por los incondicionales del deporte rey de carrerilla, ha perdido algo de potencial. De todos modos, nombres de la talla de Mats Hummels, Marco Reus o Mario Götze, entre otros, siguen brillando con luz propia bajo la tutela de Lucien Favre. Sin duda, la entidad germana continúa teniendo a su entera disposición un poderío ofensivo que intimidaría a cualquiera.

A los mencionados Reus y Götze, 2 grandes socios tanto dentro como fuera del terreno de juego, hay que apuntar otros 2 nombres más que interesantes. Uno de ellos es un viejo conocido de nuestra Liga, especialmente para Valencia CF y el propio Barça. Paco Alcácer está cuajando un inicio de campaña sensacional, habiéndose asentado por completo en la disposición táctica de Favre. Tampoco le va a la zaga Jadon Sancho, uno de los futbolistas más prometedores del panorama internacional.

El británico, ex del Manchester City, es más que una realidad contrastada en Dortmund. Normalmente, es el encargado de filtrar el pase decisivo para que Alcácer, Reus o cualquier compañero que entre desde segunda línea se zafe de la presión del rival y supere al cancerbero en cuestión. Otros jugadores que componen la parcela ofensiva del Borussia son Thorgan Hazard, Julian Brandt o Jacob Bruun Larsen, por lo que Ernesto Valverde deberá diseñar un plan estratégico para frenar semejante constelación de estrellas en Alemania.